Entrenador de béisbol de Langham Creek alcanza su victoria No. 600

abril 25, 2019

Langham Creek baseball coach reaches 600-win milestone

Armando Sedeño, quien por muchos años ha sido entrenador principal de béisbol de la Escuela Secundaria Langham Creek, obtuvo la victoria No. 600 de su carrera el 2 de abril, cuando los Lobos ganaron 4-3 contra la Escuela Secundaria Bridgeland. Sedeño llegó a Langham Creek en el año 1990 y ganó un torneo estatal con los Lobos en el año 2016.

25 de abril de 2019— Armando Sedeño, quien por muchos años ha sido entrenador principal de béisbol de la Escuela Secundaria Langham Creek, ha vivido las subidas y bajadas del deporte, incluyendo pases a postemporadas con sus Lobos y temporadas en las que las victorias y los puestos de postemporadas eran más difíciles de obtener.

Este año, los Lobos ayudaron a sumar un logro adicional a la carrera de Sedeño, al alcanzar la victoria número 600 de su carrera cuando Langham Creek ganó 4-3 contra la Escuela Secundaria Bridgeland el 2 de abril. Esta victoria llega cerca de cinco años después de haber celebrado su victoria No. 500, con la cual alcanzó la victoria rotunda del campeonato distrital para culminar su temporada regular.

“Nunca pienso solo en ganar”, dijo Sedeño. “Simplemente son gajes del oficio y cuando tienes tiempo en este trabajo, con suerte obtienes victorias”.

Luego de 29 temporadas con los Lobos, por muy especiales que sean los logros, Sedeño sabe lo importante que es llegar a los jugadores que están dispuestos a comprometerse con el programa y el papel de las familias colaboradoras, miembros de la comunidad y empleados y personal administrativo de la escuela para lograr llevar a cabo una visión.

0425 Armando Sedeno 600 wins 2.jpg

El entrenador principal de béisbol de la Escuela Secundaria Langham Creek, Armando Sedeño (sosteniendo el pastel con el gorro rojo) y los Lobos celebran la victoria No. 600 del entrenador. Sedeño señala que el éxito del programa se debe a los jugadores, familias, miembros de la comunidad, empleados y personal administrativo de la escuela.

Luego de sus días como jugador en la Escuela Secundaria Lubbock, Ranger Junior College, New Mexico Highlands University y Lubbock Christian University, la carrera de entrenador de Sedeño comenzó en Victoria ISD antes de un período en las escuelas secundarias Brownfield y Spring Westfield. Llegó a Langham Creek en 1990 y se convirtió en parte de la comunidad.

Se quedó con los Lobos y rechazó oportunidades para irse.

“La comunidad está muy involucrada con el béisbol y eso ayuda mucho”, dijo Sedeño. “Todo lo que tenemos aquí en este estadio es el resultado de nuestra comunidad. Desde las jaulas de bateo hasta la forma en que está configurado el campo. Todo lo que tenemos es porque hemos tenido maravillosos miembros de la comunidad desde principio de los 90”.

Sedeño no siempre se vio a sí mismo como un entrenador de béisbol de carrera, pero su ídolo – exentrenador de la Escuela Secundaria Lubbock Monterey, Bobby Moegle – le demostró que la lealtad y el trabajo duro trae sus recompensas. Moegle se retiró en el año 1999 con 1115 victorias, 33 títulos de campeón distrital y 4 títulos de campeón estatal.

Más impresionante aun es que solo tuvo 267 derrotas – el equipo de Moegle ganó el 80 por ciento de sus partidos en sus 40 años. Se convirtió en el primer entrenador de béisbol de escuela secundaria incluido en el Salón de la Fama del Deporte de Texas.

“Siempre lo he considerado como mi guía hacia la excelencia”, dijo Sedeño, quien se enfrentó a los fuertes equipos de Lubbock Monterey mientras que cubría el jardín por la Escuela Secundaria Lubbock.

Moegle dijo: “Pienso que él trató de emular nuestro programa un poco por el éxito que tuve y lo ha hecho muy bien desde que comenzó allí. Él está en una de las áreas más difíciles para jugar de los Estados Unidos, de manera que haber ganado esta cantidad de juegos es verdaderamente extraordinario”.

El camino hacia las 600 victorias ha tenido sus altibajos para Sedeño y los Lobos. La No. 500 llegó junto a un trofeo del campeonato del Distrito 17-6A y permitió uno de los dos viajes consecutivos a las finales regionales. Langham Creek se abrió camino en el 2016, logrando por primera vez su aparición en el torneo estatal en una temporada en la cual alcanzó 30 victorias.

Los Lobos se perdieron de la postemporada en los años 2017 y 2018, pero se mantuvieron en la pelea hasta el final de la temporada regular. Éste ha sido el caso nuevamente en 2019.

A diferencia de la vez anterior, en esta oportunidad, hubo poco tiempo para celebrar. Sedeño y sus jugadores compartieron juntos al día siguiente de la victoria No. 600, enfatizando lo que o, mejor dicho, quienes han logrado que el entrenador siga lográndolo. Los jugadores lo contactaron por mensajes de texto y llamadas telefónicas, mientras que muchos más lo felicitaron por las redes sociales.

“Ellos me dicen ‘Gracias’, la verdad es que soy yo quien tiene que agradecerles por permitirme ser su entrenador”, dijo Sedeño. “Estimo a estos chicos – incluyendo a los de Brownfield y Victoria”.

Javascript Required

Sorry, this site does not work properly without JavaScript enabled. Please enable JavaScript or contact your local administrator.